Roscos de huevo

Roscos de huevo

Vamos a preparar ROSCOS DE HUEVO. Dulces con gran tradición en la Gastronomía Española. Hay que reconocer que son un poco laboriosos, pero el resultado hace que se olvide el trabajo que hemos realizado en la cocina. Una vez que has probado a hacerlos repites, porque no habrás probado otros iguales ni por asomo. Lo más importante es que estaremos comiendo un dulce con ingredientes de calidad  y sin conservantes.

Los roscos de huevo son un dulce cargado de tradición. En Andalucía, de donde yo soy, es tradición prepararlos tanto para Navidad como para Cuaresma y Semana Santa. Aunque, en realidad, están deliciosos en cualquier momento del año. Existen otros dulces similares tradicionales como las flores de cuaresma o de carnaval, pestiños o borrachuelos o las torrijas, todos ellos riquísimos!!

No pierdas detalle de la elaboración de los roscos porque no es nada complicada, aunque lleva su tiempo y, por eso, necesitamos paciencia.

Ingredientes:

Para la masa

  • 3 huevos
  • 250ml. de leche
  • 1 vaso de azúcar
  • 250ml. de aceite de girasol
  • raspadura de limón
  • 1 sobre de levadura
  • 1 kg. De harina de hacer pan

Para freír

  • Aceite de girasol

para rebozar

  • Anís (licor)
  • Un poco más de azúcar para emborrizar.

Elaboración:

Coloca en un recipiente amplio los huevos, la leche, el azúcar, el aceite de girasol y la raspadura de limón. Bate todos estos ingredientes con la batidora. Cuando consigas una mezcla homogénea aparta la batidora y sigue moviendo con cuchara de palo.

Es el momento de ir añadiendo la harina y la levadura tamizadas poco a poco sin dejar de mover hasta que obtengas una bola que se despegue del recipiente con facilidad.

Calienta en una sartén el aceite de girasol que vas a usar para freír los roscos.

Mientras adquiere temperatura comienza a dar forma a las rosquillas, para ello mójate las manos en aceite de girasol para que no se te pegue la masa y haz bolitas, introduce el dedo en el centro y da la forma al rosco.

Fríe con el aceite a fuego medio para que no se quemen por fuera y queden hechos por dentro.

Una vez fritos, pon sobre papel absorbente para que suelten el aceite sobrante.

A continuación prepara una mezcla de 1 vaso de anís y medio vaso de agua (siempre en esa proporción) para bañar los roscos. Sumérgelos y saca enseguida, no conviene que lo dejes empapar porque se romperán. Una vez bañados, pasa por el azúcar y deja orear sobre paños de cocina durante la noche. Después ya los puedes envasar y guardar.

Nota: LA MASA SE PUEDE DEJAR REPOSAR UNAS HORAS ANTES DE FREÍR PARA QUE LA LEVADURA FERMENTE.

lacocinadeenloqui.com

Que lo disfrutéis Cocinitas!! Hasta la próxima!!

Autor: Encarni López

Me encanta la cocina, por eso, poder compartir con todos lo que más me gusta es un placer.

3 opiniones en “Roscos de huevo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.