La patata

La patata

Si hay un ingrediente básico en cualquier cocina ese es la patata. Y es que ya lo decía mi abuela, habiendo papas y huevos no pasamos hambre. Un ingrediente económico, versátil y nutritivo. Hoy nos hemos propuesto conocer un poco más en profundidad este común tubérculo que tanto juego nos da en la cocina.

lacocinadeenloqui.com

Origen

Este tubérculo se cree que fue llevado desde el antiguo Perú a España en 1554 y se estima que ya desde 1560 se plantaron en las Islas Canarias. Pocos años más tarde desde ahí comenzaron a exportarse hacia Europa.

Variedades

Existe gran variedad de patatas, sólo en España se han contabilizado unas 150 variedades. Se diferencian entre sí por el color de su piel y el de su pulpa, la composición (principalmente fécula), motivo por el cual es importante diferenciar las variedades que son más aptas para cada preparación culinaria y su estacionalidad, para conocer las variedades que en cada momento del año nos aportarán sus mejores cualidades gustativas.

Según el color encontramos patatas blancas, rojas y amarillas. Pero en el mercado las conocemos según la época del año en la que están de temporadas, así encontramos precoces (se recogen de enero a abril), tempranas (de abril a junio), de estación (de junio a septiembre) y tardías (de septiembre a enero).

Cada patata tiene un porcentaje de fécula diferente, por eso unas van mejor para freír, cocer, asar al horno…

Usos en la cocina

Las patatas más compactas son ideales para freír porque quedan crujientes por fuera y blanditas por dentro. Para que te queden perfectas lo ideal es dejarlas en remojo unos minutos para que suelten parte de su almidón. Recuerda freír en abundante aceite caliente porque así no absorberán gran cantidad de aceite.

Si lo que quieres es asarlas, hacerlas a lo pobre o acompañar con una deliciosa salsa son ideales aquellas que tienen una textura harinosa ya que quedan muy blandas pero sin deshacerse.

Las patatas que usamos para los guisos conviene que suelten fécula pero no se deshagan, así conseguiremos ese caldo trabado que nos engordará el guiso. Para conseguir esto debemos cortar las patatas terminando con un chasquido.

Si vas a preparar unas patatas cocidas deben ser una variedad que no se rompa, que queden bien firmes. Estas van genial para ensaladas o guarniciones. Lo mejor es cocerlas con piel y sal, de esta forma conservan más nutrientes y quedan firmes.

Consejos

  • No compres patatas con brotes o con partes verdosas, ya que contienen un componente tóxico.
  • Guárdalas en un lugar seco, cerrado y protegidas de la luz solar.
  • Usa utensilios adecuados para pelar las patatas como peladores específicos o una máquina peladora de patatas.

Algunas de nuestras recetas con patatas

Las patatas están deliciosas siempre, ya sean fritas, cocidas, asadas, en guisos, una de las recetas más populares es el puré de patatas.

Aquí te dejamos algunas de nuestras recetas con patatas. Puedes pinchar sobre la foto para ver la receta completa.

Espero que os haya resultado de interés y utilidad.

Hasta la próxima Cocinitas!!

Autor: Encarni López

Me encanta la cocina, por eso, poder compartir con todos lo que más me gusta es un placer.

5 opiniones en “La patata”

  1. Maravillosa entrada sobre la patata, papa, pataca. El hambre que nos ha quitado desde su llegada Encarni. Antes era sustituida con puré de castañas o de bellotas. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.