El agua en la cocina

Ya sea para hidratarnos, mantener limpia la superficie y los útiles de trabajo así como ingrediente de multitud de recetas veamos qué papel juega El agua en la cocina.

El agua en la cocina

El agua en la cocina

Ya sabemos de la importancia del agua en nuestra vida, por eso quiero mostrarte cómo de importante es El agua en la cocina. Ya sea para hidratarnos, mantener limpia la zona y útiles de trabajo, así como ingrediente de multitud de recetas.

Se dice que el agua es el origen de la vida y es que, ¿qué sería de nosotros sin ella? Vamos a ver cuál es la importancia del agua en la cocina desde tres planos diferentes. En primer lugar para nosotros, como seres vivos, es fundamental mantenernos bien hidratados. En segundo lugar, para cuidar nuestra salud y bienestar, necesitamos mantener una higiene adecuada en la cocina, tanto en la superficie de trabajo como en los utensilios y en los propios alimentos. Y, por último, pero no menos importante, el agua es un ingrediente básico de la mayoría de los platos que preparamos, por tanto, debemos hablar de ella como un ingrediente más.


La hidratación

Como seres vivos que somos necesitamos el agua para sobrevivir. Lo primero de todo es mantener nuestro cuerpo hidratado, al fin y al cabo gran porcentaje de nuestro organismo está compuesto de agua. Es fundamental reponer los líquidos que perdemos en la respiración, sudoración, orina… Para ello, los expertos recomiendan beber entre 8 y 12 vasos de agua al día. Todo depende también de la actividad que realices y la época del año en la que nos encontremos, pero no pienses que, porque haga frío no necesitas beber agua. ¡Craso error! El mínimo de 8 vasos al día debemos mantenerlo durante todo el año.

Es cierto que hay temporadas que cuesta un poco más beber agua, a mi me pasa. Pero mi truco es llevar siempre encima o mantener cerca una botella térmica que mantiene el agua a una temperatura estupenda. Teniendo a la vista mi botella voy dando tragos y poco a poco, antes de que me dé cuenta, he cubierto el mínimo. Además hay unos modelos preciosos de botellas termo de colores para elegir la que más te guste.

La higiene

El agua es necesaria para mantener un nivel de higiene óptimo en la cocina. Que la superficie de trabajo y los utensilios que usamos para cocina estén perfectamente limpios es algo que no debemos perder de vista. Ya sabemos la cantidad de microorganismos que pueden aparecer y causar problemas de salud e intoxicaciones importantes. Esto cobra aún mayor relevancia si cabe en determinadas épocas del año, en las que el calor son un caldo de cultivo para estos microorganismos que amenazan a nuestra salud.

Recuerda lavar frutas y verduras a conciencia antes de consumir, sobre todo si se consumen crudas o en ensaladas.

El agua en la cocina
lacocinadeenloqui.com

La cocina debe ser un lugar donde gobiernen el orden y la limpieza y esto se consigue siguiendo unas normas de higiene básicas. La más básica de estas normas es lavarse correctamente las manos antes de manipular alimentos y objetos de la cocina. También debes prestar especial atención a aquellos fluidos que pueden ser portadores de microorganismos patógenos, como gotas de saliva, un estornudo o la tos, entre otros.

Consejos de limpieza

Aparte de todo esto, te doy una serie de consejos para conseguir una higiene correcta en la cocina.

  • Mantén la encimera limpia usando productos bactericidas, pero ten cuidado de que estos productos no entren en contacto con los alimentos.
  • El fregadero puede ser un foco de infecciones porque en él quedan atrapados restos de comida, así que, elimina los posibles restos después de cada uso y limpia con producto desinfectante.
  • Debemos asegurarnos de que los trapos y bayetas que usamos en la cocina no sean un foco de infección, por lo que debes lavarlos después de cada uso. Renueva las bayetas con frecuencia y usa un paño limpio para secar los utensilios, cubertería y vajilla después del lavado.
  • La tabla para cortar alimentos deben lavarse después de cada uso con agua y jabón. Es recomendable frotar con un cepillo, para eliminar los restos de alimentos. También te recomiendo que tengas dos tablas en la cocina, una para fruta y verdura y otra para alimentos que vas a cocinar, como carne o pescado.
  • Mantén la basura en un cubo tapado.
  • La despensa debe ser un lugar ventilado, fresco y seco en el que mantener aquellos alimentos que no necesitan refrigeración. Evita tener alimentos en el suelo o cerca de focos de calor o luz solar.
  • El frigorífico y el congelador. En el caso del frigorífico límpialo antes de colocar la compra semanal e intenta limpiar ambos más a fondo una vez al mes.

El agua como ingrediente en la cocina

El agua es un valioso ingrediente en la cocina. Podemos usarla para hacer cubitos de hielo o refrescos increíbles como la limonada casera, ideal para tomar bien fresquita.

En los platos donde se ve de forma más explícita su importancia son los platos de cuchara, como la sopa o un buen potaje. Pero hasta para cocer un buen plato de pasta o incluso preparar un postre como este flan de café al baño maría.

Si en la zona donde resides no hay agua de buena calidad usa agua mineral para cocinar, de esta forma no se alterará el sabor de los alimentos y te ayudará a cuidar tu organismo.

Y recuerda que lo más importante de todo es beber el mínimo de 8 vasos diarios.

Hasta la próxima Cocinitas!!

Autor: Encarni López

Me encanta la cocina, por eso es un placer poder compartir contigo lo que más me gusta: cocinar para mi familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.