Albóndigas suecas tipo Ikea

Albóndigas suecas tipo Ikea

Si eres de los que les encanta ir a Ikea, sólo por degustar sus ricas albóndigas, ahora puedes prepararlas en casa con nuestra receta y saborear este contraste de sabores que a todos gusta. Una receta sencilla que si aún no has probado te encantará!!

Las albóndigas suecas, las que puedes comer en las famosas tiendas de decoración Ikea es la receta que hoy preparamos en La Cocina de Enloqui. Se trata de una receta muy sencilla, con una salsa deliciosa. Tradicionalmente las acompañan en Suecia con puré de patatas y confitura de frutos rojos.  También puedes acompañar con nuestra mermelada de arándanos casera que es una delicia. Esta mezcla de sabores, esos contrastes dulce-salado hacen que nuestro paladar disfrute de una sabrosa fiesta.

Prepararlas en casa es algo bastante fácil, una receta sin complicaciones y con un resultado delicioso.

He preparado la receta en vídeo para que puedas ver el proceso paso a paso y sin perder detalle. Recuerda suscribirte  a nuestro canal de YouTube para estar al día de todas las novedades. Es gratis!!

Ingredientes para 4 personas

para la masa de albóndigas

  • 500 g. de carne picada mezcla de cerdo y ternera
  • 2 huevos
  • perejil fresco picado
  • 100g. de pan rallado
  • sal
  • pimienta negra molida

Para las albóndigas en salsa

  • 500g. de albóndigas
  • 25g. de mantequilla
  • 25g. de harina de trigo
  • 1 vaso de caldo de carne
  • 50ml. de nata para cocinar
  • sal
  • pimienta negra molida

Para acompañar

Elaboración

masa de albóndigas

Comienza mezclando en un bol amplio la carne picada junto con los huevos, el perejil fresco picado la sal y la pimienta negra molida. He picado el perejil con el accesorio picador de la batidora para que quede muy picado.

Cuando todos los ingredientes estén bien mezclados ve añadiendo poco a poco el pan rallado. Como habrás podido comprobar, la mezcla queda muy húmeda, por lo que el pan rallado nos ayudará a dar la textura necesaria a la masa para poder dar forma a las albóndigas.

Una vez que tengas la textura deseada para poder moldear bien las albóndigas con la mano reserva en la nevera durante media hora para que la carne adquiera los sabores y aromas del resto de ingredientes y la masa tome cuerpo. Pasado ese tiempo puedes dar forma a las albóndigas.

Entonces pon un poco de mantequilla en la sartén a fundir y dora ahí las albóndigas. Ve dando la vuelta para que adquieran color por toda su superficie. Una vez que estén bien hechas reserva en un plato y continúa cocinando en la misma sartén.

Elaboración de la salsa

Pon un poco más de mantequilla si es necesario en la sartén y echa la harina. Tuéstala para preparar la salsa. Es importante este paso para que la salsa no sepa después a harina cruda.

Cuando la harina haya cambiado un poco de color ya estará tostada y es el momento de añadir el caldo bien caliente. No dejes de remover con las varillas manuales, de esta forma no se formarán grumos.

 

Ahora que los ingredientes están bien integrados añade la nata para cocinar y deja cocer un par de minutos para que la salsa adquiera cuerpo. Como puedes ver no he añadido sal a la salsa porque el caldo ya la lleva, por tanto no será necesario poner más.

Pasado ese tiempo devuelve las albóndigas a la sartén junto con la salsa. Deja cocer a fuego lento unos minutos más para que las albóndigas se impregnen bien de la salsa.

Ya tienes listas las albóndigas para servir. Recuerda acompañar con puré de patatas con un poco de sal y pimienta negra molida. También es ideal acompañar con la confitura de frutos rojos que dará ese toque de contraste de sabores genial.

Que lo disfrutéis Cocinitas!! Hasta la próxima!!

Autor: Encarni

Me encanta la cocina, por eso, poder compartir con todos lo que más me gusta es un placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *