Tarta de chocolate, café y mascarpone

Una ocasión especial, un cumpleaños o celebrar San Valentín puede ser la excusa perfecta para preparar esta Tarta de chocolate café y mascarpone que, además de estar buenísima, no necesita horno.

Tarta de chocolate, café y mascarpone

Tarta de chocolate, café y mascarpone

Qué delicia de Tarta de chocolate, café y mascarpone hemos preparado. Un tesoro para amantes del chocolate, acompañada de una crema mascarpone que le aporta suavidad y elegancia.

Normalmente suelo preparar las tartas de cumpleaños de amigos y familia, pero hoy me ha tocado preparar la mía, así que no podía faltar el chocolate.

El chocolate se complementa a la perfección con el café y es que ambos sabores se potencian al unirlos.

Utiliza un buen café que aromatice. Puedes prepararlo con las mejores cafeteras de tassimo como la cafetera tassimo o bien en la cafetera piccolo. Ambas nos ofrecen la opción de preparar café en cápsulas de una forma rápida y práctica.

La crema mascarpone, con un toque de vainilla, nos ofrece suavidad y contraste con el resto de sabores. Además, dará volumen y elegancia a la tarta.

Así nos queda una tarta con diferentes texturas, una base crujiente con galleta, la cremosidad de la ganaché de chocolate y café y la suavidad y el volumen de la crema de mascarpone.

Como resultado un postre muy resultón, delicioso y, lo mejor de todo, que no necesita horno.

Esta tarta puede ser ideal para cualquier ocasión especial, cumpleaños, reunión de amigos e incluso para San Valentín que muy pronto llega.

Ingredientes

la base

  • 300 gramos de galletas tipo digestive
  • 120 gramos de mantequilla sin sal

la ganaché

  • 400 gramos de chocolate negro para postres
  • 100 ml de nata para montar
  • 100 ml de café
  • 50 gramos de mantequilla

la crema mascarpone

  • 250 gramos de queso mascarpone
  • 200 ml. nata para montar
  • 100 gramos de azúcar glass
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Decoración

  • Cacao en polvo

Elaboración

La base

Preparar esta tarta tan resultona es de lo más sencillo. Comienza preparando la base. Para ello tritura las galletas. Puedes hacerlo en un mortero o en algún procesador de alimentos, incluso en el accesorio picador de la batidora.

Una vez que las galletas estén trituradas, quedarán hechas harina. Mezcla ese polvo resultante con la mantequilla semifundida de forma que todo se humedezca bien.

Coloca la mezcla resultante en el molde que vayas a utilizar. Yo te recomiendo que uses un molde desmontable y que lo forres con papel de horno porque esto te ayudará después a desmoldar.

Reserva en la nevera mientras preparas la ganaché.

La ganaché

Comienza preparando una buena taza de café. Después pon en un cazo al fuego la nata, junto con la mantequilla y el café que has preparado.

Mientras que se calienta la nata, pon en un bol el chocolate troceado.

Cuando la nata comience a hervir, retira del fuego y vierte sobre el chocolate que has troceado previamente. Remueve para que se funda y todo quede bien mezclado.

A continuación tapa con papel film, de forma que el film transparente roce la superficie de la ganaché. Así, al enfriar no formará costra, ni se resecará. Deja enfriar a temperatura ambiente durante media hora.

lacocinadeenloqui.com

Pasado ese tiempo, la ganaché habrá enfriado y comenzará a adquirir consistencia. Vierte sobre el molde con la base de galletas que tienes reservado en la nevera. Reparte por toda la superficie de manera homogénea. Puedes ayudarte de una espátula para alisar un poco la superficie.

Lleva a la nevera y enfría mientras preparas la crema mascarpone.

la crema mascarpone

Por último prepara la crema mascarpone. Utiliza las varillas eléctricas. Pon en el bol de la batidora la nata, el azúcar, la esencia de vainilla y el queso mascarpone, todo bien frío. Bate con las varillas hasta que la nata monte y consigas una crema.

Saca de la nevera la tarta y desmolda, colocando sobre la bandeja que vas a presentar la tarta.

Coloca sobre el chocolate la crema mascarpone. Puedes hacerlo vertiendo la crema y alisando con una espátula, o bien poniendo la crema en una manga pastelera y decorando como más te guste. Yo he usado una manga pastelera sin boquilla para poner la crema mascarpone. Me encanta esta presentación sencilla.

Para terminar decora espolvoreando con un poco de cacao, este tipo de elaboraciones cuanto menos se recarguen con la decoración más bonitas quedan.

Mantén en la nevera hasta que llegue la hora de llevar a la mesa y disfrutar de esta delicia.

Aquí puedes ver el corte de esta Tarta de chocolate, café y mascarpone que, estoy segura, que os enamorará.

Nos encantará ver las fotos de tu tarta si te animas a hacerla en casa, puedes compartirla en nuestras redes sociales. También será un placer contestar cualquier duda o consulta que quieras dejar en comentarios.

Que lo disfrutéis y hasta la próxima Cocinitas!!


NOTA IMPORTANTE. Fotografías, vídeos y textos originales de La Cocina de Enloqui, si quieres usar lee las condiciones de la Licencia.

Autor: Encarni López

Me encanta la cocina, por eso es un placer poder compartir contigo lo que más me gusta: cocinar para mi familia.

4 opiniones en “Tarta de chocolate, café y mascarpone”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.