Huevos con bechamel

Huevos con bechamel

Hoy vamos a preparar Huevos con Bechamel y crujiente de cecina de ciervo. Se pueden comer fríos o templaditos, pero de cualquier forma os van a encantar porque están muy ricos. Es un plato que podemos poner como entrante en una ocasión especial, rodeado de otros platos. O como un segundo plato en un menú habitual.

Los huevos con bechamel es una receta que en casa gustan mucho. Da igual consumir frío o caliente, lo que sí es seguro, es  que dejarás a tus comensales con la boca abierta. La cremosidad de la bechamel suave y el interior del huevo con la yema blandita contrastan con el crujiente de cecina de ciervo y el pan frito. Un plato que no te dejará indiferente. ¿Y tú cómo lo prefieres, frío o caliente?

Para que puedas ver el proceso paso a paso he preparado la receta en vídeo, así que no pierdas detalle. Recuerda suscribirte a nuestro canal de YouTube para estar al día de las novedades. Gracias!

Ingredientes para 3 personas

  • 6 Huevos
  • 800g. de bechamel
  • Crujiente de cecina de ciervo Venison
  • Picatostes

Ingredientes para la bechamel

  • 500ml. de leche
  • 20g. de harina
  • 20g. de mantequilla
  • sal
  • nuez moscada

Elaboración

Lo primero que debes hacer es cocer los huevos en un cazo con agua y una pizca de sal. Cuando comiencen a hervir cuenta 6 minutos y retira del fuego. Detén la cocción poniendo bajo el grifo de agua fría y reserva.

Elaboración de la bechamel

Mientras que los huevos se cuecen preparamos la bechamel. Para ello pon en un recipiente al fuego la mantequilla a fundir. Cuando se haya derretido añade la harina y deja tostar un poco. Este paso es importante para que la bechamel no sepa a harina cruda. Pasado un instante, cuando haya tostado un poco vierte la leche. Si está templada mucho mejor porque así se diluye la harina mejor y no va a hacer grumos.

Añade un poco de sal y de nuez moscada. Remueve hasta que la bechamel tenga la textura cremosa deseada.

Si no dispones de tiempo para preparar la bechamel siempre puedes recurrir a la que puedes comprar ya preparada, aunque no es lo mismo.

Montaje del plato

Ahora, que ya han enfriado los huevos, pélalos y colócalos sobre la bandeja o plato donde los vayas a servir. Báñalos con la bechamel.

Para servir le vamos a poner por encima un crujiente de cecina de ciervo. Le va a aportar una textura crujiente y un sabor espectacular.

Crujiente de cecina de ciervo

Preparar este crujiente de cecina es tan sencillo como colocar sobre un plato llano una hoja de papel de cocina y sobre él las lonchas de cecina. Cúbrelas con otra hoja de papel de cocina y presiona un poco para que el papel absorba la humedad que pueda tener y la grasa externa. Introduce al microondas durante un minuto a máxima potencia. Saca del microondas y retira el papel de cocina. Dale un toque con la trituradora para que nos quede una especie de escamas o sal de cecina. Si lo prefieres puedes dejar las lonchas enteras, pero para la presentación de hoy he preferido triturar un poco.

Te recomiendo la cecina de ciervo de Venison, máxima calidad!

También puedes poner para completar la presentación de nuestro plato unos pequeños picatostes.

Puedes sustituir el crujiente de cecina por un crujiente de jamón o bien por unos tacos de jamón serrano. Elige según la ocasión o tu gusto. Aquí puedes ver el resultado con los tacos de jamón picadito.

Así ya tenemos listos para servir nuestros Huevos con bechamel.

Que lo disfrutéis Cocinitas!! Hasta la próxima!!

Autor: Encarni

Me encanta la cocina y poder compartir con todos lo que más me gusta es un placer.

4 opiniones en “Huevos con bechamel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *