Granola casera sin azúcar

Después de probar la Granola casera sin azúcar no querrás comprarla nunca más porque además de estar deliciosa y crujiente no tiene azúcar ni aceites y la preparas con los ingredientes que más te gustan.

Granola casera sin azúcar

Granola casera sin azúcar

Prepara con nosotros esta Granola casera sin azúcar que podrás personalizar con los ingredientes que más te gusten. Una buena forma de disfrutar de desayunos y tentempiés mucho más saludables y deliciosos.

Desde hace varias semanas estamos adoptando nuevos hábitos alimenticios y adquiriendo nuevas rutinas más saludables gracias a los consejos de nuestra nutricionista Manzanasada. Uno de nuestros descubrimientos ha sido la granola, aunque yo le decía equivocadamente muesli.

Pues sí, yo confundía la granola con el muesli, y es que no son lo mismo, aunque se parecen muchísimo. Ambos están preparados a base de copos de avena, centeno y otros cereales. Además, se pueden acompañar de otros ingredientes como semillas, frutas deshidratadas y frutos secos. Son una fuente de hidratos de carbono, vitamina B y fibra.

Pero entonces, ¿en qué se diferencian? Pues verás, la característica principal del muesli es que no se tuesta, por lo que hace que sea mucho más difícil de masticar. A la granola, sin embargo se le suelen añadir edulcorantes e incluso algún aceite, por eso, al tostarla se crean pequeñas bolas. Puede ser más calórica pero más fácil de masticar y más agradable al paladar.

Nosotros la hemos preparado sin azúcar y sin aceite con lo que conseguimos que sea menos calórica. Esta es la ventaja de prepararla en casa, que la puedes adaptar a tus necesidades y gustos. Recuerda que puedes modificar los ingredientes a tu gusto, añadir semillas u otros frutos secos e incluso eliminar aquellos que no sean de tu agrado. Prueba a añadir unas pepitas de chocolate negro cuando haya enfriado y no podrás resistirte.

La granola es ideal para acompañar la leche, como sustituto de los cereales que puedes comprar en el súper. Aunque si la tomas con yogur, queso fresco, otras frutas o para acompañar postres te encantará.

Teniendo en cuenta que se recomienda una cantidad máxima de 35 g al día aproximadamente, con las cantidades que te indico a continuación tendrás para más de 20 días. Si sigues las instrucciones de horneado y conservas en un tarro hermético podrás mantener esta deliciosa Granola casera sin azúcar hasta dos meses.

Ingredientes para 800 g aprox.

  • 500 g de copos de 5 cereales (avena, trigo, cebada, centeno y maíz)
  • 100 g de frutos secos pelados y crudos (almendras, avellanas y nueces)
  • 200g de fruta deshidratada (plátano, manzana, piña, mango, coco, pasas, arándanos)
  • 10 dátiles
  • un chorrito de agua

Elaboración

Necesitarás un bol muy amplio donde mezclar todos los ingredientes. Comienza vertiendo la mezcla de copos de 5 cereales.

En un mortero pon los frutos secos y machaca un poco, no es necesario que los hagas polvo, sólo en trozos pequeños. Cuando tengan el tamaño que más te guste añade al bol con los cereales.

lacocinadeenloqui.com

Añade al bol también la fruta deshidratada.

Por otro lado, en el accesorio picador de la batidora pon los dátiles (sin hueso) y un chorrito de agua. Tritura hasta que quede una pasta, como un puré. Añade al bol.

Mezcla muy bien, hasta que todos los ingredientes queden humedecidos e impregnados con la pasta de dátiles que nos ayudará a dar un pequeño dulzor.

Cuando haya quedado todo bien mezclado prepara una bandeja de horno y forra con papel vegetal. Coloca por encima la mezcla que has preparado y extiende en una capa uniforme.

Hornea a 200ºC con calor arriba y abajo. Coloca en la parte central del horno y cada 10 minutos remueve para que no se tueste demasiado por encima y los cereales que quedan por debajo también tengan oportunidad de tostarse. Repite esta operación hasta 4 veces. Yo aprovecho también para deshacer las bolitas que se van formando porque me gusta que quede bien suelto. Pasados 40 minutos ya estará listo. No obstante, recuerda no perder de vista porque cada horno es un mundo y no queremos que se nos queme.

Una vez que la granola haya quedado doradita y esté lista. Saca la bandeja del horno y deja enfriar. Cuando esté bien frío guarda en un recipiente que puedas cerrar herméticamente y se mantendrá a la perfección. Si lo guardas antes de que se enfríe por completo, se reblandecerá por acción de la condensación y lo ideal es que quede bien crujiente.

Me encantará que me cuentes si preparas la Granola casera sin azúcar, qué te ha parecido y con qué ingredientes te gusta más o con qué prefieres acompañarla.

Que lo disfrutéis y hasta la próxima Cocinitas!!


NOTA IMPORTANTE. Fotografías, vídeos y textos originales de La Cocina de Enloqui, si quieres usar lee las condiciones de la Licencia.

Autor: Encarni López

Me encanta la cocina, por eso es un placer poder compartir contigo lo que más me gusta: cocinar para mi familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.