Freidora sin aceite o freidora de aire

Descubre todas las posibilidades que te ofrece la freidora sin aceite o freidora de aire y comienza a cocinar de forma más saludable.

Freidora sin aceite o freidora de aire

Freidora sin aceite o freidora de aire

La freidora sin aceite o freidora de aire se ha abierto paso en las cocinas para ofrecernos nuevas opciones de cocinado. Y es que no sólo fríe sin aceite sino que puedes realizar otras muchas elaboraciones, ¡incluso hornear!

Aunque se trata de un pequeño electrodoméstico que ya lleva unos años en el mercado, aún hay mucha gente que no lo conoce o bien que, aún conociéndolo no sabe lo versátil que puede ser.

Existe gran variedad en el mercado y una amplia gama de precios y calidades. Si te interesa ver una comparativa objetiva no dudes en pinchar aquí.

Por qué se llama así

Son freidoras sin aceite porque se usan sin añadir aceite, aunque algunos modelos recomiendan poner una cantidad mínima de aceite, como una cucharada. En concreto, el modelo que yo he usado no necesita nada de aceite.

lacocinadeenloqui.com

Por otro lado se les conoce como freidoras de aire porque funcionan con una resistencia que calienta el aire que circula entre los alimentos a la temperatura seleccionada que puede oscilar entre los 80 y los 200ºC. Así reparte el calor de manera perfecta y uniforme. Es por esto que hay personas que defienden que son pequeños hornos eléctricos de convección.

Qué es eso de freír sin aceite

Si buscamos la definición de freír encontramos que es una técnica de cocción que consiste en sumergir los alimentos crudos en aceite o grasa a alta temperatura durante poco tiempo.

Si nos ceñimos a esta definición debemos afirmar que no podemos freír sin aceite. Esto es así, pero con este pequeño electrodoméstico conseguirás una alternativa con un acabado muy parecido y mucho más saludable.

Cuando cocinamos en esta freidora sin aceite o freidora de aire el acabado es crujiente y dorado por fuera y jugosos por dentro. En cuanto al sabor, los alimentos no toman el sabor del aceite, por lo que el resultado es diferente pero delicioso igualmente.

Valoración personal

Durante estos días me he dedicado a realizar pruebas con ella, he intentado elaborar diferentes recetas. Productos frescos, congelados, he horneado bizcochos… Un no parar.

Te diré que me ha sorprendido gratamente la cantidad de posibilidades que ofrece este pequeño electrodoméstico. Me parece interesante por varios motivos.

En primer lugar porque es una opción más saludable que la freidora tradicional. Además, del ahorro que supone no tener que poner 3 litros de aceite.

Por otro lado es un aparato muy fácil de usar, sólo tienes que seleccionar temperatura y tiempo.

Nos permite cocinar sin ensuciar recipientes, ni encimeras y olvídate del aceite que salpica al freír. La cubeta donde se cocina se puede limpiar fácilmente a mano e incluso en el lavavajillas. Y lo que es más, cocina sin olores. Esto para mi es una maravilla.

Recetas elaboradas

Si quieres juzgar por ti mismo, mira las recetas que he elaborado durante estos días.

Como puedes ver las pruebas han sido numerosas y variadas, para el desayuno preparamos unas tostadas deliciosas, en este pequeño electrodoméstico tostamos el pan con muy buen resultado.

Las alitas de pollo ya te las mostramos hace unos días, quedaron espectaculares, nos encantaron. Muy crujientes por fuera y jugosas por dentro.

El bacalao era congelado, no lo descongelé para cocinar y quedó muy bien.

También probamos con diferentes tipos de rebozado como las delicias de pollo que quedaron crujientes y buenísimas y los buñuelos de bacalao que estaban fantásticos.

Quise probar con productos frescos por lo que se me ocurrió preparar los chamiñones rellenos de pisto y fue un invento riquísimo, preparado en pocos minutos y más ricos imposible.

Las patatas fritas quedaron bastante bien, aquí el sabor es un poco distinto al no tener el sabor del aceite que absorben pero bastante buenas. En cuanto a la textura ideal, crujientes y doradas por fuera y por dentro perfectas.

Lo que más me sorprendió y, sinceramente pensé que no saldría bien, fue el bizcocho. Lo preparé en estos moldes desechables porque no tengo ningún molde de silicona ni metálico que me entraran en la cubeta. Pero si tú tienes algún molde que entre en la cubeta puedes usarlo. Quedó riquísimo, esponjoso, subió muy bien y en 15 minutos estaba listo.

La verdad es que para nosotros en casa ha sido un gran descubrimiento. Os recomiendo que lo probéis porque es un aparato al que podéis sacar bastante partido. De hecho creo que podría convertirse en un buen regalo para las próximas Navidades.

Y tú, ¿lo has usado alguna vez? ¿Qué opinión te merece? ¿Qué recetas preparas tú en la freidora sin aceite o freidora de aire?

Que lo disfrutéis y hasta la próxima Cocinitas!!

Autor: Encarni López

Me encanta la cocina, por eso es un placer poder compartir contigo lo que más me gusta: cocinar para mi familia.

Un comentario en “Freidora sin aceite o freidora de aire”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.